La boda de Nerea y Ruben

El tercer aniversario de un matrimonio, son las bodas de cuero. Y es que el cuero representa la madurez de una relación que mejora con el uso.

Hoy celebran su tercer aniversario Nerea y Rubén, y hoy os vamos a enseñar su preciosa boda. La lluvia no pudo empañar un día tan bonito, y esa luz cenital que se queda después de una tormenta, se ve reflejada en las fotos.

Espero que después de tres años, recordéis ese día con cariño. Y damos las gracias a esa preciosa familia, por haber confiado en nosotras, y es que ¡vestimos a todas las chicas de la casa!.

Cuando Nerea entro en nuestra tienda por primera vez tenía una idea clara, encontrar el vestido de novia ideal. ¡Y vaya si lo encontró! Cada vez que se ponía su vestido de novia, se iluminaba su preciosa sonrisa.

Nerea escogió un vestido de novia de la firma sevillana Pol Núñez. De corte romántico y elegante, la base del vestido está confeccionada en crepe, que se ajustaba a su silueta sin marcarla excesivamente. La parte superior del vestido, está confeccionada en tul con tipo en relieve, a modo de plumetti. Con una maga larga y la espalda muy baja, Nerea fue una novia preciosa.

Su vestido de novia, es muy especial ya que es de los pocos vestidos que no tienen corte en el cuerpo. Es una única pieza, que corta en los laterales a modo de godet. Por lo que la pieza delantera es continua del cuello hasta los pies.

Cómo adorno y para realzar la cadera, el vestido tiene a los lados dos aplicaciones con forma de pluma bordada con hilos de plata. Una pequeña filigrana maravillosa.

Los zapatos de novia de Nerea, eran un precioso salón de tacón fino en laminado dorado. El zapato, además de conjuntar con el metal de las aplicaciones de su cadera, hacía un guiño especial mezclando un salón clásico, con la modernidad del oro.

Del ramo de la novia, se encargó La Rosa Blanca, que escogió un precioso bouquet en rosas primaverales blancas. Una pieza elegante y especial.

Para maquillaje peluquería Nerea lo tenía claro, y es que confía al 100% en su peluquería de toda la vida. Pentinats Manoli, se encargó de hacerle un precioso moño bajo y desenfadado, y muy natural. En cuanto al maquillaje, se decantaron por un ahumado suave en marrones y dorados, que personalmente me encanta y creo que resaltaba la viva mirada que tiene Nerea. Y es que es una novia que transmite felicidad por todo su cuerpo. Los labios, como no podía ser de otra forma, eran potentes, de color buganvilla.

El tocado de Nerea, fue una pieza especialmente confeccionada para ella. Los colores elegidos eran el buganvilla, el oro y el marfil. Le daba al conjunto un aire romántico y diferente.

Para acompañar, Nerea llevo un velo de tul sedoso con mucha caída que quedaba perfecto en este conjunto.

Cómo hemos comentado antes, tuvimos el placer de vestir a todas las mujeres de la casa y es que además de la mamá de Nerea, también vestimos a su suegra y su cuñada.

La mamá de Nerea llevaba un vestido de mikado rústico color aguamarina con una espalda semitransparente cubierta por aplicaciones de guipur en aguamarina, azul y azulón. La suegra de Nerea llevaba un vestido largo confeccionado en crepe con un peplum en cintura que la estiliza va un montón. Y su cuñada, llevaba un precioso vestido de fiesta en color verde, con una manga con forma de volante que caía hasta el suelo. Un vestido ideal para una chica tan joven como ella.

Todas las fotos de la boda, fueron realizadas por el tandem Isaac G. Sidro y Jordi Fletcher.

Tan solo me queda pareja, desearos muchísimos años en común. Que seáis felices y, que tengáis la capacidad de transmitir esa paz, y esa felicidad a vuestros hijos. Enhorabuena por vuestro tercer aniversario, y felicidades por ese nuevo bebé que está a punto de llegar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.