La boda de Carmina Y Vicente

Cuando Carmina llegó a la tienda , lo que tenia claro, es que quería algo especial, y sorprendente. Y es que ella, esta acostumbrada a coger las tendencias y hacerlas suyas. Tal vez conozcáis a Carmina como, «Que cuenta la rubia» una instagramer dedicada a la gastronomía, los vinos los viajes, y a la disfrutar la vida en general.

Tras una serie de pruebas, finalmente Carmina, escogió un conjunto de falda de gasa bordada y body de la firma Sevillana Colour Nude. Pero con una vuelta de tuerca maravillosa. Y es que como su boda fue en verano, decidimos, escotar hasta el límite la espalda, eliminar la manga, dejando una pequeña manguita japonesa.

Como colofón final, decidimos sustituir el velo, por una bonita capa de tul sedoso marfil oscuro, que jugaba con los colores de la falda. Y para cubrirr todo el sistema de enganche, moldeamos mas de cincuenta pétalos de seda natural, para crear unas hombreras super especiales, inspiradas en unas que Carmina vio en Instagram. La verdad que fue un placer ir acoplando el vestido al gusto de Carmina, que se dejo aconsejar en todo momento.

Pero Carmina, que es una enamorada de la moda, buscaba algo más, y en uno de sus viajes a Madrid, fue a encargar unos maravillosos zapatos a medida a la firma Just Ene Shoes, y el resultado fue precioso y espectacular. Sus zapatos, fueron turquesa y dorado,con el talón grabado…ideales.

Como complementos Carmina contacto con M de Paulet, que le hicieron un citurón floral, a modo de rama florida, que se ajustaba perfectamente a la cinturilla del vestido. Y los pendientes ¡Que pasada! en un lado, un pendiente floral, con aires vintage y pegadito a la oreja, y en el otro…un earcuff brutal, que le subía por la oreja, como una enredadera. Sin duda un acierto.

Peluquería y maquillaje corrieron a cargo de las profesionales de cabecera de Carmina, y es que Anna Gilabert Estilistas es la peluquera de Carmina desde hace mucho tiempo, y la que le conserva el pelo con ese color plateado. Anna le hizo un recogido romantico y suave. Para el maquillaje, confió una vez más en su amiga Laura, Makeup Nine, que la dejó natural y con un labio rojo de esos que a mi tanto me gustan. Sin duda un maquillaje fresco y juvenil.

Las flores de la boda corrieron a cargo de dos floristerías, , Muscari, se encargó de las flores de la iglesia, y el ramo , y el Más de Lucía fueron adornados por La Botiga de les Flors de Betxí. Carmina escogió para el restaurante hojas de Monstera, ya que la falda de su vestido estaba bordada con hojas de esta.

Las fotos de la boda, las hizo Nacho Canós, de Obturados.

Con toda esta información, pasamos ya a enseñaros su boda ¡Esperamos que os guste!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.